Inauguración de Nueva Fazenda Femenina

Continúan llegando noticias de la nueva Fazenda Femenina en Argentina, Nuestra Señora de Itatí, en el Departamento de Goya, Provincia de Corrientes. Muchas personas se han ido involucrando de a poco en la construcción material y humana de esta nueva unidad. Desde el pastor de esta Iglesia local, que ha celebrado cinco misas con la presencia de muchos voluntarios, como la del carpintero, don Ricardo, que hizo los muebles de la Fazenda y que después de haber participado en una de las misas quedó tan tocado con el testimonio de una de las misioneras, que continuó realizando su trabajo como si le estuviéramos pagando una gran suma de dinero. Nos contaba que con su esposa buscaban excusas para estar allí y que no querían irse de la Fazenda. El Obispo, vino un domingo para estar con nosotras y, con un amor muy particular nos preparó un asado. Y no sólo eso, en la última semana trabajó con nosotras en el campo. En su homilía de inauguración, nos compartió a todos que él nos había conocido a través del trabajo y que viviendo con nosotras, sentía que había una transformación verdadera, como fue en la transfiguración de Jesús.

También el Intendente quiso conocer de cerca nuestro trabajo, nos contó su experiencia, almorzó con nosotras y se comprometió a ayudarnos. Ayuda que se concretó en personal para trabajar en el campo, combustible, abrir el camino, colocar energía eléctrica, transporte para la basura, pagar el arriendo de la amplificación y de las sillas para la inauguración. Dos de estos funcionarios vinieron a trabajar por la mañana y después de conocernos uno de ellos comenzó a trabajar fuera del horario, trayendo a su hija y yerno. Él nos compartía que cuando llegó estaba con muchos sufrimientos y que con el pasar de los días, encontró algo muy especial,  y que sólo podía ser Dios.

El día 13 de agosto fue la inauguración de la Fazenda. Tuvimos la participación de muchos jóvenes, la presencia del Intendente, y de la secretaría que trabaja con el tema de la droga a nivel gubernamental, quienes nos donaron colchones y plantas. Tuvimos la presencia de más o menos 400 personas. La Misa fue concelebrada por tres obispos y 20 sacerdotes. El almuerzo fue fruto de la comunión de todos los que llegaron y fue tanta la providencia que estamos compartiendo con los vecinos.

Cuando comenzamos la misión, el obispo nos dio como Palabra: “Yo he venido para que tengan vida y la tengan en plenitud” (Jn 10,10) Y Dios realizó su plan… y nosotras queremos seguir construyéndolo.

 

2016-08-13-PHOTO-00001255 2016-08-13-PHOTO-00001257 2016-08-13-PHOTO-00001263 2016-08-13-PHOTO-00001266 2016-08-13-PHOTO-00001267 2016-08-13-PHOTO-00001268

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *