Ir a lo esencial…

Continuamos recibiendo las experiencias vividas por nuestros jóvenes que participaron de la peregrinación de este año al Centro de la Obra de la gran Familia de la Esperanza.

Augusto, de Tucumán – Argentina, de 20 años quien está viviendo su proceso de recuperación en la Fazenda Virgen de la Merced, en Tucumán nos cuenta: “Llevo 8 meses en este camino y estoy muy contento y agradecido por poder compartir lo que encontré en esta peregrinación… es algo que quiero incorporar al proceso que estoy viviendo en la Fazenda. Me traje muchas cosas lindas e inolvidables de esta experiencia, como por ejemplo la presencia de Jesús en la adoración y el fuerte testimonio de Evilazio, quien después de sufrir un accidente en su auto, ha descubierto lo esencial de la vida, la simplicidad, el ser capaz de ver todo nuevo, como cada lectura que se lee en la Misa… Me ayudó a darme cuenta, de  cómo muchas veces perdemos tiempo en cosas que no tienen importancia y no vamos a lo más esencial, a Aquel que es capaz de transformarlo todo: Dios. Ha sido una oportunidad para aumentar mi fe. Conocer a los fundadores de esta obra, los lugares donde todo comenzó y los primeros recuperandos…

Otra  de las cosas que quedó marcado en mí,  fue el amor de cada uno de los chicos que nos recibió y la manera concreta como nos manifestaron su amor.

Sólo me queda dar gracias a Dios por hacer posible todo esto y comprometerme a vivir mi caminata con más radicalidad. Paz y Bien”.

 

DSCN4227 DSCN4514

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *