Pido a Dios ser fiel a este Carisma

Soy Daniela y estuve en la fazenda de Encarnación-Paraguay por tres años. Fue mi primera experiencia como responsable de una Fazenda. Puedo decir que fue una experiencia muy linda y sufrida también.

Yo no sabía hablar español y cuando llegué me encontré con esta limitación, el idioma; lloraba todos los días sin entender lo que estaba haciendo allí, pero sentía en mi corazón que era voluntad de Dios estar en esa Fazenda.

En el primer año uno de los grandes desafíos fue comenzar con la fiesta de San Francisco en la parte femenina, confieso que humanamente no quería, por ser mi primer año, por no conocer muchos voluntarios, llegué a hablar con él responsable regional diciéndole que no era posible. Él me dijo que era importante empezar la fiesta en la parte femenina (todos los otros años era junto con a masculina) no importa si van 10 o 20 personas pero que era importante empezar.

En aquel momento sentí de vivir la obediencia. Logramos reunir voluntarios para la fiesta, fue algo muy lindo, participaron 100 personas, la providencia se manifestó desde el escenario, baños químicos, comida, presentaciones etc. Los voluntarios quedaron muy contentos, sentí mucho la unidad de cada uno. Y durante estos tres años conseguimos celebrar la fiesta.

Hoy, a pesar de tener dificultades, veo muchos frutos, como las chicas que terminaron su año, una madrina que va a vivir la experiencia en la escuela de comunión, la relación con los voluntarios.

Ahora Dios me llama a continuar mi experiencia en Santa Fe – Argentina. Estoy muy contenta con esta nueva voluntad de Dios pero también un poco ansiosa pero con la certeza de que es lo que Dios quiere. Todos los días pido a Dios ser fiel a este Carisma que Dios me llama a vivir todos los días.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *